domingo, 7 de diciembre de 2014

LA LIRA POPULAR: BRINDIS DEL PUEBLO CHILENO POR EL DIARIO ELECTRÓNICO POLITIKA



DONDE SE REPRODUCEN LOS BRINDIS Y SALUDOS QUE HACE EL PUEBLO CHILENO QUE, POR FIN, SE VERÁ REPRESENTADO EN SUS INQUIETUDES Y ASPIRACIONES POR LA APARICIÓN DEL DIARIO ELECTRÓNICO POLITIKA
¡Brindo, –dijo un jubilado–
por este diario electrónico
que sin alardes histriónicos
hoy llegará a todos lados!
Un diario tan esperado
es un cuántico suceso
que se emite pa’l progreso
de la Verdad soberana.
Radiará cada mañana,
el POLITIKA, su seso.
¡Brindo primeramente
–dijo la dueña de casa–
porque sabré lo que pasa
en mi país, a mi gente!
El matinal indecente
que me trata como tonta
me tiene hasta la coronta
con su lengua cahuinera.
Ahora me haré casera
de POLÍTIKA y su impronta.
¡Yo brindo, si me permiten,
–Dijo, serio, un estudiante–,
para que este diario aguante
las presiones que aquí existen!
Sus electrones emiten
ideas claras, sin renuncia.
¡Esta es la puerta que anuncia
Que viene la juventud
A detener el alud
Que POLÍTIKA denuncia!
¡Yo también quiero brindar
—dijo un ñato en la oficina–
aquí baja su cortina
la prensa binominal!
Me parece a mí genial
que haya una voz antagónica
a tanta figura agónica
que nos miente cada día.
¡Hoy nos llena de energía
el POLÍTIKA electrónica!
¡Yo no quisiera ser menos,
–dijo un pequeño electrón–
y brindo con emoción
por todo el pueblo chileno!
Como ustedes, yo me apeno:
hoy se empeña lo económico
en crear un hombre biónico
en esclavitud eterna.
¡Nos saca de la caverna
El POLÍTIKA electrónico!


Juan Fernando Mellado Galaz
Ex Conscripto 1973
Escuela de Telecomunicaciones
Ingeniero en Administración de Empresas
Asesor Tributario Previsional
Presidente Nacional
Presidente Agrupación Santiago
Agrupación Nacional de Ex Soldados Conscriptos
del Servicio Militar Obligatorio (SMO) período 1973-1990
Email: agrupacion.exconscriptos.chile@gmail.com

NAVIDAD











Es época de Navidad. Le rogamos no responder que ya lo sabe. No nos referimos a la tradicional fiesta religiosa transformada en el carnaval del consumismo, la oferta y la demanda, el crédito abusivo, la alegría algo forzada y el deseo irreprimible de hacer felices a nuestros niños.
Para eso trabajamos 12 horas diarias, pasamos un par de horas diarias en los transportes o en los atascos, e intentamos pasarle por encima a cualquiera con tal de beneficiar de una promoción o un aumento. No. Esta nota no va de adoración a Cristo, en su versión infantil del niño Jesús, María, José, el pesebre y toda la fábula promocionada durante dos mil años.
Es época de Navidad, decimos, porque el gobierno, comenzando por la primera mandataria, inició un festival de anuncios. Una línea de Metro por aquí (Santiago), otra línea de Metro por allá (Concepción), un teleférico en el norte (Iquique), y media docena de otros regalos que, como muchas otras cosas, se quedarán en el cajón de los proyectos abortados, o postergados, hasta nuevo aviso.
Si tocamos el tema del transporte público es porque la propia presidente señaló que es uno de cinco temas prioritarios para el país.Que Michelle Bachelet lo diga siete años después del lanzamiento del Transantiago en el curso de su primer mandato, no deja de tener salero.
En un momento en que la construcción de las líneas 3 y 6 del Metro de Santiago está empantanada en medio de oscuras maniobras tendientes a favorecer a unos perjudicando a otros (y sobre todo a los trabajadores), en que la explotación de las líneas existentes está sometida al albur de averías evitables, en que Transantiago a la agonía –después de tantos “arreglos”– no termina de morir sin ofrecer señales de mejoría, y en que –hay que decirlo– el propio Ministerio  de Transportes no logra gastarse la plata de sus presupuestos por falta de capacidad técnica, por insuficiencias de gestión, por incompetencia de sus autoridades, por ambigüedad institucional, por amarres que protegen los intereses de tal o cual empresa erigida en proveedora sagrada, o por lo que sea.
Anuncio pues, a falta de algo mejor. Una suerte de mala copia del Paraíso prometido por las religiones para después, con el fin de hacernos aceptar el valle de lágrimas en que nos tocó vivir ahora. Anuncios.
Georges Clemenceau, ese gran político francés de la primera mitad del siglo pasado, dijo una vez:“Se reconoce un discurso de Jean Jaurès (socialista) en que todos los verbos están conjugados en tiempo futuro…”
Y agregaba: “Ud. (Sr. Jaurès) tiene el poder mágico de evocar, con su varita mágica, palacios de ensueño… (pero) sus palacios de ensueño se desvanecerán apenas se pongan en contacto con la realidad”.
Salud, Educación, institucionalidad, justicia tributaria, Chile país desarrollado (sic), otros tantos “palacios de ensueño”, otras tantas calabazas transformadas en carruaje de princesa que se esfuman en cuanto dan las 12:00 de la noche, o sea apenas se ponen en contacto con la realidad.


Juan Fernando Mellado Galaz
Ex Conscripto 1973
Escuela de Telecomunicaciones
Ingeniero en Administración de Empresas
Asesor Tributario Previsional
Presidente Nacional
Presidente Agrupación Santiago
Agrupación Nacional de Ex Soldados Conscriptos
del Servicio Militar Obligatorio (SMO) período 1973-1990
Email: agrupacion.exconscriptos.chile@gmail.com

CONGRESO NACIONAL DE CHILE, ENVIDIA DEL "ACTORS STUDIO"









escribe Arturo Alejandro Muñoz

El cine norteamericano y la televisión –además del concurso de nuestros políticos- han moldeado la aromática argamasa que sirve de cobijo y protección al sistema económico vigente.
Que el cine es una palanca de ideologización en beneficio de tal o cual sistema político, resulta innegable. Más allá de sus aspectos culturales y lúdicos, constituye una empresa de tamaño global, que genera miles de empleos y logra agenciarse millones de euros, dólares o patacones dorados.
Además, no bien fue llevado a la televisión logró cerrar un cuadro en el que la vieja cultura, la “cultura-culta”, comenzó a quedar sin espacio… lo que, por cierto, satisface a los dueños del dinero: tal situación adiciona –a calderadas– droga adormecedora a las mentes de millones de espectadores o “cerebros ociosos” como les llama un director europeo de TV.
Sin olvidar que esa cultura-culta tenía en su seno una mini sociedad atestada de saber elitista, la sociedad actual sólo puede moverse sin cargas ni nudos trascendentes.
La cultura del siglo veintiuno, sin bibliografías, apenas pesa, y la liviandad de su memoria nos señala que se trata de la “cultura de la velocidad virtual”. Los ilustrados odian ciertamente la ligereza pero, a su vez, son también odiados por sus descendientes inmediatos que privilegian lo superficial.
Digámoslo sin vacilación; el cine de hoy, cargado de efectos especiales, junto con la veloz comunicación globalizada, ha derribado las viejas compuertas que protegían la gran dársena donde yacía –casi enferma de inmovilismo– la otrora cultura-culta.

La nueva, la potente y mediática cultura actual se confunde con la forma en detrimento del contenido. Es más publicidad que oración.

Según Vicente Verdú –periodista, economista y escritor español– el antiguo mundo estaba representado por ‘maestros pensadores’ y ‘padres espirituales’, en quienes se concentraba el saber. Ahora, el conocimiento y el saber se expanden en todas las direcciones ocupando extensas superficies a la manera de una sinapsis, aunque (he aquí el meollo del asunto) la cultura pierde profundidad en beneficio de una trama vasta y caleidoscópica.
Eso, el cine, la televisión y los políticos lo captaron con asombrosa rapidez, adelantándose a sabios y académicos, permitiéndoles moldear la aromática argamasa que sirve de cobijo y protección al sistema económico vigente.
Nobleza obliga, es preciso reconocer que más allá de centenares de bodrios fílmicos nacidos en sus escenografías, 
Hollywood
sabe mucho de cine. Algunos de mis amigos –los más radicales– de seguro querrán engullirme aduciendo que el cine de 
Hollywood
 no es sino una forma más (y muy atractiva) utilizada por el imperio estadounidense para idiotizar a las masas engañándolas con el prurito de la ‘superioridad yanqui’.

Y yo aceptaré la fuerza de esa aseveración, que se asienta en la verdad, pero debo hacer un alcance que me parece oportuno: Hollywood tiene también un porcentaje nada desdeñable de filmes que han marcado pauta, sin discusión, en la filmografía planetaria.
Nuestro cine nacional comenzó con el nacimiento del siglo pasado. Salvo excepciones, le ha sido imposible despegar exitosamente. Recojo una frase del periodista René Naranjo, pues me parece que refleja con exactitud la realidad de nuestra filmografía: “El cine chileno es como un niño que nace pero que no puede crecer”.
¿Y si creciera? ¿Y si se alzara una estructura parecida a la que los italianos construyeron en Cinecitá? En ese ideal cinematográfico criollo el mundo vería a Lautaro, Caupolicán, Manuel Rodríguez, Portales, Prat, Balmaceda, compitiendo palmo a palmo con Custer, Sitting Bull, Billy the kid, Bonny and Clyde, Capone y otros.
Chile no sabe lo que se pierde careciendo de una industria como Hollywood. Actores sobran… especialmente para completar el reparto exigido por directores de películas con tramas de corrupción, robos, asaltos y traiciones.
Basta ir al Congreso Nacional para encontrar más de un centenar de hábiles personajes que sin haber pasado por una escuela de teatro (ni menos aún por el Actors Studio’) tienen experiencia suficiente, toda vez que vienen representando papeles de “gente buena” y teatralizando engañifas surtidas desde hace décadas.
En su esencia humana son justo lo que las tramas exigen: no les costaría “actuar”, bastándoles pararse ante las cámaras y ser lo que son.
¿No le parece clara la similitud y desea ejemplos concretos? He aquí algunos. En Hollywood, don Corleone era el capo de los casinos de juego y de la importación de aceite de oliva… Por estos lados los “fratelli” Zaldivarini y Longueirini son capos dei capi de la mafia pesquera.
¿Más ejemplos? Allá en Chicago, don Alphonso… acá en Providencia, don Cristián. En EEUU, Jesse James… en Chile, don Moreira. En el país del norte, destacan al Yeti, el hombre de las nieves… acá en Pelotillehue tenemos a “Yeta”, el hombre del ‘marepoto’.
Además, cuando Hollywood quiere reflejar en pantalla la peor de las maldades y mostrar la escoria del género humano, recurre a la figura de Adolf Hitler…
¿Y cómo andarían por estos rumbos las figuritas del Mamo y de don Augusto José Ramón? ¿Se da cuenta? Personajes sobran…
Y de los perros-perros.

Juan Fernando Mellado Galaz
Ex Conscripto 1973
Escuela de Telecomunicaciones
Ingeniero en Administración de Empresas
Asesor Tributario Previsional
Presidente Nacional
Presidente Agrupación Santiago
Agrupación Nacional de Ex Soldados Conscriptos
del Servicio Militar Obligatorio (SMO) período 1973-1990
Email: agrupacion.exconscriptos.chile@gmail.com

sábado, 29 de noviembre de 2014

LA MARATÓN DE MALA CONCIENCIA



La fiebre de buena (o mala) conciencia que sacude a empresarios deseosos de aumentar la ventas con el pretexto de los buenos sentimientos es el tema de esta maratónica Lira Popular (virtual) de Jorge Lillo.
Al que le venga el sayo que se lo ponga, y que cada palo aguante su vela...
Teleton

LA MARATÓNICA JORNADA EN QUE CHILE, CHANTAJEADO POR LA PUBLICIDAD Y LA MALA CONCIENCIA, ACUDE EN MASA A LAVARSE LAS MANOS COMO PILATOS (LOS POBRES ACUDEN HONRADAMENTE, PORQUE SABEN LO QUE SON LAS CARENCIAS).


escribe Jorge Lillo
¡Que viva la Teletón,
que atiende al necesitado
niño discapacitado
que abunda en nuestra nación!
Apelando al corazón,
es decir, al sentimiento,
aparece un regimiento
de figuras “estelares”
sonriendo en los comerciales
en la “previa” del evento.
En estas horas de amor
“pasan cosas increíbles”:
mostrando hasta lo indecible
las carencias de un menor.
Veintisiete horas de horror,
en que empresarios notables
donarán sus deleznables
ganancias de media hora,
mientras pone una señora
la plata que va a faltarle.
Hay que hacer la Teletón
para otros niños también:
Para aquellos que no ven
o les falla el corazón.
Pa’l que precisa un pulmón
artificial en su casa;
para el niño que lo pasa
de confinado en un catre
porque no cubre su ISAPRE
lo que se paga de tasa.
Para el niño abandonado
que no conoce de escuela;
pa’l que sufre otras secuelas
y está en la calle botado.
Pa’l que no tiene abogado
que defienda sus derechos;
pa’l que carece de un techo
y duerme bajo los puentes,
mientras la gente “decente”
ve Teletón desde el lecho.
Pa’l que a los siete trabaja
desperdiciando su infancia.
Pa’l que no tiene importancia
porque su cuna fue baja.
La Teletón es la caja
que se llena, indiferente
al destino de otra gente
que agoniza a nuestro lado
y que le alivia al Estado
su obligación más urgente.
¡Que viva la Teletón!
porque hace publicidad:
“¡su compra va a financiar
nuestra gran contribución!”
Y corre la población
a comprar ese producto
que va a ser el usufructo
de los niños desvalidos,
sin saber que lo invertido
quedará en otro reducto.
Hablar de la Teletón
es un riesgo en estas horas:
lagrimea la señora
y lagrimea el señor.
Se enternece a la Nación
llamando a la caridad,
y puesta la cantidad,
queda libre la conciencia
pa’ enfrentar con opulencia
la próxima Navidad.
Llena el alma de alegría,
(después de pasar por caja,
cambiando el amor por plata),
vamos a la pizzería.
Cuando la masa está fría
(es decir: está incomible)
una voz inconfundible
grita frases lacrimosas:
“¡Esta Patria es tan hermosa,
PASAN COSAS INCREÍBLES!”.
¡Que viva la Teletón!
que nos alivia la carga
de una realidad amarga:
el tema de la inclusión.
No contrata este patrón
al que tiene sus carencias
y sosiega su conciencia
al obsequiar su limosna,
y al Estado lo soborna,
comprando sus indulgencias.
¿Y el Estado dónde está?
¿Por qué no hay leyes, de modo
que se los proteja a todos
sin pedir “por caridad”?
¡Es mala esta sociedad
que a sus socios no protege!
No va a brotar el esqueje
del niño sin marraqueta.
Dirán: ¡”se alcanzó la meta”,
aunque la Verdad se queje!




Juan Fernando Mellado Galaz
Ex Conscripto 1973
Escuela de Telecomunicaciones
Ingeniero en Administración de Empresas
Asesor Tributario Previsional
Presidente Nacional
Presidente Agrupación Santiago
Agrupación Nacional de Ex Soldados Conscriptos
del Servicio Militar Obligatorio (SMO) período 1973-1990
Email: agrupacion.exconscriptos.chile@gmail.com

EL FASTO SOCIAL



Si escuchas a Alberto Arenas, sus presupuestos configuran un "Fasto social", o sea un lujo, un esplendor social. Pero el hombre tiene mala suerte: la OCDE acaba de publicar cifras al respecto, que dejan a Chile en el lugar que merece.

Explicado con cariño por Luis Casado. Que aproveche.
enade-arenas-santa-cruz

El fasto social

escribe Luis Casado
Por alguna razón los gobiernos se sienten obligados a rendirle cuentas al empresariado, en fin, a los (sus) patrones por lo menos una vez al año.
Todo dios llega arregladito y compuesto al Enade Affectio Societatis (sic), con la sana intención de convencer a quienes manejan el palito del emboque de que todo va bien y mañana mejor, no vaya a ser cosa que se les ocurra llevarse las inversiones a otra parte.
En fin las suyas, porque nuestro billete ya se lo llevaron: en el primer mandato de la actual mandataria se autorizó a las AFP a invertir hasta un 80% de los fondos en el extranjero, y ahí la conversa fue de “maricón el último”.
En todo caso, es de preguntarse si –en el caso que en Chile existiese alguna central sindical digna de ese nombre– el poder ejecutivo, el poder legislativo y la justicia irían a convencer a los trabajadores de no ir a crear riqueza al país del lado, o de no migrar a países serios.
Para los atorrantes no hay tantas consideraciones. Es verdad que en Chile somos muy pocos: una especie en vías de extinción según el ex canciller Alfredo Moreno quién asegura que aparte yo que soy pobre, y Luksic que es rico, todos los demás son clase media. Y adivina por qué: “La excelencia de las políticas públicas…” (¿por qué te ríes?).
En materia de políticas públicas dirigidas al personal, lo más visible han sido los tristemente célebres bonos, cuya principal cualidad consiste en mantener millones de chilenos en situación de seguirlos esperando.
Acá no se lleva la milenaria sabiduría china que dice que en vez de darte un pez hay que enseñarte a pescar. Aún menos que en vez de someterte a la humillación de una caridad intermitente considerasen seriamente elevar tu dignidad otorgándote derechos. La caridad, un negocio en plena expansión.
¿Los salarios son miserables? En vez de ponerlos en un nivel digno, de vez en cuando te dan algún “aguinaldo”, un “bono”, una “gratificación”, y luego regresas al mismo salario de mierda. Poco importa que al acordarte una “ayuda escolar” los empresarios reconozcan que con el pinche salario que te pagan ni siquiera puedes enviar los niños a la escuela.
En cuanto al cacareo de Alberto Arenas en torno al aumento de lo que presenta como el “gasto social”… para su desdicha al mismo tiempo la OCDE publicó cifras al respecto. Ellas muestran que en ese grupo de países Chile figura penúltimo en la materia con un 10% del PIB, allí donde los países del primer mundo están del 20% para arriba (promedio de la OCDE 21,4%).
OCDE
Fuente: OCDE - Social expenditure update


En el tercermundismo sólo nos supera México, curioso país en el que hay gente que desaparece y no se les vuelve a encontrar. “Desaparecidos” les llaman, algo que nadie imaginaría en el campo de flores bordado, en dónde hasta los fenómenos de la UDI van a dar clases de Derechos Humanos a la TV.
En materia de “gasto social” (hay países serios en que se le llama inversión social) Chile no califica. Si las pensiones consumen un 7,9% del PIB de los países de la OCDE (promedio) Chile gasta apenas un 3,1%: a partir de salarios miserables ¿hay que sorprenderse de tener pensiones miserables?
En fin, la copia feliz del edén no compite ni en caridad, visto que la suma de “bonos” y dádivas cuenta por un pijotero 1,5% del PIB, allí donde el promedio en la OCDE es un 4,4%. ¿Capici?
Si Alberto Arenas contaba obtener aplausos, los “expertos” de la OCDE lo dejaron con los chiteco abajo. Los únicos que pueden alegrarse de estas cifras son los (sus) patrones, que hicieron suya la divisa indicada más arriba: Affectio Societatis.
Si no lo sabías, es la condición exigida por la jurisprudencia para la existencia de una sociedad: el contrato de sociedad debe reposar sobre un Affectio Societatis, es decir que los aportes de los socios deben ser hechos con la intención de compartir las pérdidas y las ganancias.
Por el momento, en esta sociedad, la regla impuesta por los patrones es muy sencilla: Cara gano yo, sello pierdes tú. Es lo que esta Michelle que nos envidia el mundo entero alguna vez llamó la “asociación güin-güin”.
Como te decía, por alguna razón los gobiernos se sienten obligados a rendirle cuentas al empresariado, en fin, a los (sus) patrones por lo menos una vez al año.



Juan Fernando Mellado Galaz
Ex Conscripto 1973
Escuela de Telecomunicaciones
Ingeniero en Administración de Empresas
Asesor Tributario Previsional
Presidente Nacional
Presidente Agrupación Santiago
Agrupación Nacional de Ex Soldados Conscriptos
del Servicio Militar Obligatorio (SMO) período 1973-1990
Email: agrupacion.exconscriptos.chile@gmail.com

EUROPA SE CHILENIZA


Japón y Europa siguen hundiéndose, China tose, los países "emergentes" marcan el paso, y los EEUU hacen como si hubiese "brotes verdes"... 
La verdad es que todos ellos, comenzando por Europa, se chilenizan. 

Luis Casado lo explica con manzanas.
jean-claude-juncker
Jean-Claude Juncker, pillado in fraganti...

Europa se chileniza

escribe Luis Casado
Tú me dirás que yo le tengo manía a los economistas y a los políticos corruptos, y te ruego que dejes pasar este último gazapo visto que en los tiempos que corren la expresión “político corrupto” está por entrar en la categoría de pleonasmos de la RAE. En todo caso llevas razón. Y también la RAE.
Cuando uno se entera que el Sr. Sócrates (me refiero al ex primer ministro portugués, no al filósofo griego ni al futbolista brasileño) está preso por corrupción, que Tony Blair se está escapando por puntos, que la ministro de Salud de España dimite por la trama Gürtel, que la Directora-gerente del FMI está siendo procesada en el marco de una villana estafa al erario público en Francia, que Sarkozy pagaba sus campañas presidenciales con plata de Kadafi, que Jean-Claude Juncker organizaba la evasión fiscal a escala industrial… en fin la lista es inacabable y si no me crees le preguntas a la infanta Cristina o más cerca de nosotros a Piñera, llega al extremo de pensar que “político” y “corrupto” son sinónimos.
Pero lo mío va –como siempre– de los economistas. ¡Tanto boludo estudiando los arcanos de esa “ciencia”, hablando en difícil y haciendo como que entendiese, para los resultados que vemos ante nuestras narices!
¿Cómo salir de la crisis? Silencio. O mejor dicho, el mismo cacareo insulso que contribuye sistemáticamente a empeorar el desastre. Mejor aún, ¿qué provoca las crisis? Silencio. Como en las encuestas al pedo, el economista “no sabe, no opina, no responde”. Sin embargo, para encontrarle un remedio al mal sería un buen punto de partida el conocer sus causas, ¿no? No.
Como ya sabes, y si no lo sabes es que vives en Babia, Europa va mal, o va de culo si prefieres, que con 30 millones de currantes sin laburo tampoco es cosa de jugarla tan fina.
Visto que la crisis se eterniza, Jean-Claude Juncker, presidente de Europa, ex presidente de la comisión de ministros de finanzas del euro, y ex primer ministro de Luxemburgo, el mayor paraíso fiscal de Europa continental, o sea un rufián (por eso está donde está), anuncia urbi et orbi un plan de relance de la economía.
Hasta Juli-Juli, nuestra nieta de seis años, sabe que un plan de relance reposa sobre un aumento del gasto público, y también sabe que los Estados europeos se la gastaron toda salvando un sistema financiero truhán y no tienen ni uno.
De modo que el anuncio de Jean-Claude provocó un par de preguntas que cayeron de cajón: ¿cuánto? y ¿de dónde?
Para “despertar” la economía europea, Jean-Claude propone inyectarle 315 mil millones de euros. He ahí para el cuanto. Si la cifra puede parecer importante en Burkina Fasso, representa apenas un pijotero 2,4% del PIB europeo, que es como enviar a Nemo a sacudir una ballena azul.
Como será de rasca, que es incluso inferior al porcentaje del PIB que debía recaudar la reforma tributaria de Bachelet, el porcentaje original digo, porque después de la “cocina” de Andrés Zaldívar… lo insuficiente se transformó en miserable.
Para responder a la cuestión ¿de dónde?, nuestro amigo Jean-Claude descubrió la pólvora: la “alianza-público-privada”, ese matrimonio entre la merluza y el huemul que suele saldarse por el pillaje de lo que queda en las arcas fiscales.
De modo que en su desaforada creatividad, Jean-Claude propone crear un fondo de inversiones en el que los Estados europeos –para darle “confianza” a los privados– comenzarían poniendo 5 mil millones de euros, lo que equivalente a un 0, 038 % de su PIB, no sé si te das cuenta de la calidad del chiste.
Para ser justos, Jean-Claude asegura que pondrá otro resto hasta llegar a 20 mil millones. Todo lo demás, para llegar a los pijoteros 315 mil millones, vendría de los efectos de apalancamiento del billete que pondrían los privados.
Apalancamiento, figura financiera que consiste en poner cien para pedir un crédito de mil, gracias a los cuales se piden otros diez mil que abren la puerta a una pedida de cien mil. La genialidad del mecanismo se mide en que provocó la crisis del 2007 de la cual aún no salimos.
Algo me dice que estos tíos cayeron en el integrismo homeopático. Ya tu sabes: un principio básico de la homeopatía dice que el veneno cura, siempre y cuando lo ingieras en dosis microscópicas.
De modo que el “electrochoc” que Jean-Claude quiere administrarle a la economía europea utilizará menos corriente que la que produce HidroAysén, y movilizará, proporcionalmente, menos recursos financieros que nuestra pinche reforma tributaria.
No es Chile el que se pone a nivel del primer mundo: es Europa la que se está chilenizando.



Juan Fernando Mellado Galaz
Ex Conscripto 1973
Escuela de Telecomunicaciones
Ingeniero en Administración de Empresas
Asesor Tributario Previsional
Presidente Nacional
Presidente Agrupación Santiago
Agrupación Nacional de Ex Soldados Conscriptos
del Servicio Militar Obligatorio (SMO) período 1973-1990
Email: agrupacion.exconscriptos.chile@gmail.com

sábado, 22 de noviembre de 2014

MES DE CIRCO


Hay fechas de las cuales es difícil, si no imposible, escapar. Así como hay generosidades sospechosas, evanescentes (sutiles, tenues, vaporosas),  fugaces.

Arturo A. Muñoz nos lo cuenta como suele hacerlo: con sabor.
teleton407

Mes de circos… y de Teletón, para felicidad de los alcaldes

En comunas rurales, a muchos alcaldes y concejales la Teletón les sirve como una magnífica “campaña electoral” que no requiere de presupuestos personales ni de apoyos financieros derivados de empresas… la Teletón se los entrega, gratuitamente
Escribe Arturo Alejandro Muñoz
Aclaro de inmediato que en este artículo no me referiré a la jornada de las ultra publicitadas “27 horas de amor” que dirige y encabeza Mario Kreutzberger, al menos no lo haré directa ni específicamente, pues la intención de redactar algunas líneas apunta hacia las situaciones que acaecen (suceden) en muchas comunas rurales cuando, avanzada la primavera, llegan los circos… y la Teletón.
En Chile existen 346 comunas y municipios, e igual número de concejos municipales, cuya conformación varía dependiendo de la cantidad de electores que cada comuna posea. Las más pequeñas del país cuentan con seis concejales, mientras que el resto de las comunas tienen un cuerpo colegiado con ocho o con diez miembros. El número total de concejales en el país es de 2.224.
Como puede colegirse, si incorporamos la cantidad de alcaldes existentes (346), tendremos un total de 2.570 individuos tratando de mostrarse ante el público, haciendo cualquier maroma que les reporte destaque y, por supuesto, mantener la ‘presencia’ que a la larga genera votos, sufragios. Es lo que de verdad les importa, pues el resto resulta ser mero paisaje.
En comunas pequeñas (sobre todo en las rurales) quienes mayores beneficios obtienen de asuntos como la Teletón, son los ediles. El evento de las “27 horas” no puede llegarles en mejor momento… a finales del año… cuando la proximidad de las fiestas navideñas y de las vacaciones de verano aromatiza los ánimos y reblandece las conciencias. Las emociones se encuentran a flor de piel, y los alcaldes (viejos zorros en los intríngulis de la política local) tienen claro que el lagrimeo y el sollozo, si se producen por ver cómo sufren otros y son bien ‘administrados’, reditúan significativas ganancias electorales. Es una magnífica maquila que no desaprovechan.
Uno de los principios básicos de la Praxiología señala que “la consecución de un objetivo no debe entrabar ni impedir la consecución de otros objetivos”. De esa laya, 2.224 concejales y 346 ediles recogen el fruto que cae del raleo político que emana de ese evento, alineándose codo a codo con las grandes empresas que colaboran a condición de obtener pingües ganancias económicas.
Con la Teletón, supuestamente todos “ganan”… desde los inocentes y muy necesitados niños que requieren con urgencia tratamientos médicos y apoyos especializados, hasta inversionistas, empresas, canales de televisión, animadores y… alcaldes y concejales.
También sale ganancioso el Estado, el gobierno de turno, ya que el disfraz solidario que cobija a la sociedad chilena durante esas 27 horas (y más), le permite un momento de respiro en medio de las trifulcas que agobian a sus ministerios (Transportes, Interior, Educación, etc.), e insuflan en la gente cierta conmiseración con los actos corruptos de la casta política y con las acciones fracasadas del oficialismo y de la oposición.
Después de todo, las 27 horas de amor deben llegar a cada una de las esquinas y áreas del país. ¿Ven? La Praxiología una vez más. Conseguir un objetivo no debe entrabar la consecución de otros. Y la Teletón responde eficazmente a ello.
Por eso, además, el accionar de alcaldes y concejales presentándose en los eventos locales para “recabar fondos en Beneficio de la Teletón” deviene en una especie de “campaña electoral” magnífica, ya que no requiere de presupuestos personales ni de apoyos financieros derivados de empresas… la Teletón los produce, gratuitamente, con televisión en cadena nacional, y con las calles a disposición de las autoridades comunales para presentarse ante su propio público local como “personajes de gran corazón, humanos, solidarios, y preocupados por el bienestar de la gente y de los niños”.
¿Qué estoy diciendo con todo esto? ¿Que la Teletón, más allá de la interesada, comercial y muy temporaria solidaridad de las empresas, es un asunto político que coadyuva en el mantenimiento del statu quo, beneficiando a los grupos partidistas asentados en el Congreso y en La Moneda, a la vez que potencia fuertemente a las autoridades locales en detrimento ostensible de personajes independientes que no cuentan con la posibilidad de aparecer mediática y públicamente cual ‘combatientes’ de la tristeza y del dolor?
Sí, eso estoy diciendo. Praxiología (conjunto de acciones con arreglo a imperativos preexistentes) pura.



Juan Fernando Mellado Galaz
Ex Conscripto 1973
Escuela de Telecomunicaciones
Ingeniero en Administración de Empresas
Asesor Tributario Previsional
Presidente Nacional
Presidente Agrupación Santiago
Agrupación Nacional de Ex Soldados Conscriptos
del Servicio Militar Obligatorio (SMO) período 1973-1990
Email: agrupacion.exconscriptos.chile@gmail.com