sábado, 18 de abril de 2015

DE BANQUEROS Y BOLETEROS

Afilador-16




RR

Rodrigo Rato, ex director del FMI detenido por la policía en Madrid
Rodrigo Rato, ex director del FMI y ex ministro de Finanzas español, fue arrestado en su domicilio, acusado por la Fiscalía de Madrid de fraude fiscal, blanqueo de capitales, estafa, falsedad documental en Bankia, y uso de tarjetas de crédito no declaradas...

¿Quién dijo que los banqueros eran unos rufianes?

Nota: su sucesor en el FMI –Dominique Strauss-Kahn– sigue procesado por proxenetismo en banda organizada. Christine Lagarde, sucesora de DSK, está involucrada en un proceso por fraude al Fisco en Francia…

Christine Lagarde, directora del FMI, advierte a Grecia que no tolerará prórroga de pagos

Grecia sólo tiene que esperar que la metan en cana, como a Strauss-Kahn y a Rodrigo Rato

Olivier Blanchard, economista jefe del FMI: “España no debe resignarse a tener un paro tan alto”

Desempleo ocasionado por la austeridad impuesta por… el FMI

Estudiantes chilenos salen a la calle en medio de la crisis política
Bachelet no excluye crear otra Comisión…

Bachelet: “…que se investigue a fondo todo lo que haya que investigar”
El lío es que hay TANTO que investigar…

Peñailillo: “Ese trabajo fue realizado a una empresa real…”
Vale, pero… ¿porqué todos le trabajan a SQM?

Director del SII: “Para nosotros los políticos son contribuyentes y actuaremos con los mismos criterios”
¿Cuál criterio? ¿El utilizado con Johnson’s?

Fiscal Nacional por políticos: “Si el SII no interpone querella no podemos investigar delitos tributarios”
Es lo que decíamos… El criterio Johnson’s…

Peñailillo: “Como cualquier profesional joven, debía trabajar para ganarme la vida”
Y como se sabe, la única empresa disponible era… SQM

Meteórica carrera de Peñailillo: 2012, boleteaba en SQM – 2014, ministro del Interior
Es que con ese curriculum…


Juan Fernando Mellado Galaz
Ex Conscripto 1973
Escuela de Telecomunicaciones
Ingeniero en Administración de Empresas
Asesor Tributario Previsional
Presidente Nacional Corporación para la
Integración de los Derechos Humanos 
del Servicio Militar Obligatorio
Email: agrupacion.exconscriptos.chile@gmail.com

¿QUE MINISTROS LE BOLETEARON A SQM




hombre-mujer

Además de Peñailillo, al menos dos ministros más le boletearon a SQM

Estudiantes se toman oficinas de SQM en protesta por corrupción

¿Error? SQM podría asegurar la gratuidad integral en menos tiempo que el gobierno

---0---

Ex presidente Piñera decidirá en marzo de 2016 si se presenta a la reelección

¿Quién sobrevivirá a tan terrible suspenso?

---0---

Maduro sobre declaraciones de Rajoy: “Vayan a opinar de su madre…”

Aquí hay un trío de hijos... que va a opinar en coro

---0---

Felipe Ward: “Matthei fue una tremenda candidata pero no es nuestra líder espiritual”

Bueh… ya de entrada, su lenguaje no es muy espiritual que se diga…

---0---

Evelyn Matthei: “La Presidenta ya no puede decir que es una persona honesta”

Evelyn… el charquicán más carnudo en la materia…

---0---

Luksic expresa a fiscalía disposición para colaborar con investigación de caso Caval

Más le vale… Por una vez no es él el que manda…

---0---

Peñailillo le boleteó a SQM. Según “garganta profunda” tres ministros boletearon…

La verdad con cuentagotas. Va a ser entretenido hasta el final…

---0---

Michel Jorrat, director del SII: “El servicio tiene muchos desafíos en cuanto a su misión”

O dijo... “El servicio tiene muchos desafíos en cuanto a sumisión…” ¿Ah?

---0---

Ministros boleteros

No es un gobierno, es un SERVIPAG...

Juan Fernando Mellado Galaz
Ex Conscripto 1973
Escuela de Telecomunicaciones
Ingeniero en Administración de Empresas
Asesor Tributario Previsional
Presidente Nacional Corporación para la
Integración de los Derechos Humanos 
del Servicio Militar Obligatorio
Email: agrupacion.exconscriptos.chile@gmail.com

PIMPINELA ESCARLATA


En este régimen delicuescente... ¿Quienes son los que manejan la manija? Arturo A. Muñoz tiene algunas ideas al respecto... ¡Afírmate Catalina!
zaldivar

Andrés Zaldívar, la “Pimpinela Escarlata” del mega empresariado

Si “los cuidados del sacristán mataron al señor cura”, las expresiones de personajes como Zaldívar destruirán lo que queda de la Nueva Mayoría, _ aunque recibirá un homenaje en Casa Piedra y en la CPC._

escribe Arturo Alejandro Muñoz

La novela escrita a comienzos del siglo veinte por la baronesa Emma Orczy de Orcz, titulada “La Pimpinela Escarlata”, narra la historia de Sir Percy Blakeney, un aristócrata conocido en la sociedad británica georgiana como interesado más en sus ropas, fiestas y amoríos que en cualquier otra cosa. Pero, él llevaba una vida doble: ante los ojos de la sociedad era simplemente un “sir”, mas, en la clandestinidad actuaba como «la Pimpinela Escarlata», un audaz salvador de aristócratas durante el Reinado del Terror luego de haberse producido la Revolución Francesa.
Al parecer, en el país más alejado geográficamente de los grandes centros donde se desarrollaron hitos históricos, Chile, los enriquecidos propietarios de mega empresas transnacionales cuentan también con un defensor que emula al personaje de la novela comentada. Una especie de chef acostumbrado a cocinar acuerdos, leyes y contubernios en beneficio y defensa del gran capital. De ello trata esta nota. Vamos entonces al asunto.
Al inefable político perenne, Andrés Zaldívar, una vez más se le ha escapado de su continente la hilacha clasista y antidemocrática cuando advirtió que “es riesgoso llegar a tener un ‘gobierno de la muchedumbre’ tras la crisis (…) en Chile puede pasar y tenemos que cuidarnos”. En esa línea, agregó que era fundamental para salir de la mentada crisis entregarle un respaldo claro a la Presidenta Bachelet, y evitar así (Zaldívar dixit) la oclocracia, es decir, “el gobierno de la muchedumbre”.
Démosle un par de vueltas a esta declaración, comenzando –como es lógico– por refrescar la memoria con relación al personaje que la emitió. ¿Quién es, realmente, Andrés Zaldívar Larraín? O tal vez la pregunta debería ser: ¿quién fue, en el pasado cercano, Andrés Zaldívar?
Este personaje ha vivido más de medio siglo de la política, y gran parte de ese tiempo lo ha hecho mamando la ubre del Estado. Muy joven aún (lo que certifica su verdadera capacidad) fue ministro del presidente Eduardo Frei Montalva (1964-1970), y en su calidad de titular en la cartera de Hacienda fue el responsable absoluto y directo de la enorme “corrida bancaria” producida en el país luego que el día 23 de septiembre de 1970, mediante una cadena de radio y televisión, subrayara “el efecto del resultado de la elección presidencial en la economía cuyo signo dominante es y seguirá siendo el pánico (económico y financiero) por la incertidumbre”.
Pese a que la Unidad Popular denunció esa intervención como una maniobra destinada a alentar la ruptura institucional, Chile se vio sometido a un feroz retiro de dinero desde las cuentas bancarias por parte de los usuarios… la economía del país comenzó a tambalear desde antes de la accesión de Allende al gobierno, y todo ello, como ya se sabe, debido a las acciones de personajes como Andrés Zaldívar, que cumplían a cabalidad las instrucciones emanadas desde la Casa Blanca en Washington, habitada por dos detestables personajes: Richard Nixon y Henry Kissinger.
El ‘chico’ Zaldívar nunca detuvo su accionar político favorable al gran empresariado predador de nuestros recursos naturales y contrario al interés nacional y a las verdaderas necesidades de la población.
Así como Patricio Aylwin estuvo involucrado en cuanto entuerto y contubernio político tuvo lugar desde 1969 a la fecha, no ha habido negociado propicio al desquiciamiento ambiental y favorable a la gran empresa transnacional en la que el señor Zaldívar Larraín no haya estado metido (en nombre propio o de algún familiar).
Así ocurrió con la lamentable “Ley de Pesca” del gobierno –precisamente– de Patricio Aylwin. En ese entonces, Anacleto Angelini se opuso férreamente a modificar la mentada ley, acusando al gobierno de “querer hacer una reforma agraria, pero en el mar”.
De inmediato, la familia Zaldívar (específicamente Adolfo –fallecido el año 2013– y Andrés) salió en abierta defensa de Angelini y sus empresas, desplegando una intensa campaña comunicacional desde el senado y a través –cómo no– de los medios de prensa que, bien sabemos, siempre le han pertenecido al sector más derechista del país.
Tiempo después, ya en el año 2012, Pablo Longueira repuso un proyecto de Ley de Pesca (había sido colocado en la discusión parlamentaria por Juan Andrés Fontaine) que otorgaba a siete familias los derechos –heredables– sobre el mar chileno. Una de esas familias era la de Anacleto Angelini y sus múltiples empresas, en algunas de las cuales los Zaldívar tenían intereses económicos.
Pese a las críticas, los hermanos Zaldívar no se inhabilitaron y participaron en la votación de la referida ley, lo que provocó la molestia de connotados personajes. Alguno de ellos acusó a los hermanos Zaldívar de representar –en el poder legislativo– los intereses de grandes empresas en contra de los pescadores artesanales.
Los dardos iban dirigidos a Anacleto Angelini, cuyas empresas controlaban el 80% de la pesca total en el norte del país, y se contaba además con la participación de los hermanos Zaldívar, quienes poseían títulos accionarios en EPERVA, una de las empresas del grupo Angelini.
Aun más, en el Registro de Accionistas entregado a la Bolsa de Comercio el año 2001, aparecen diecisiete (17) miembros de la familia Zaldívar (entre hijas, sobrinos y hermanos del senador) formando un verdadero clan que, en esencia, controlaba el 1,1% de la propiedad de EPERVA.
La Revista ‘Punto Final’ (Edición 535), refiriéndose a estos asuntos, publicó: “La relación de los hermanos Zaldívar con Angelini es antigua, y no se refiere sólo a Andrés Zaldívar, presidente del Senado. Adolfo, presidente de la DC, senador de Aysén y operador político de la industria salmonera de la región, se inició laboralmente como auxiliar administrativo en las oficinas de Angelini.
Otro hermano, Felipe, fue durante treinta años gerente general de Eperva, del consorcio Angelini, la pesquera más grande del país que controla el 90% de las capturas para harina de pescado en el norte”.
Pese a todo lo dicho, Andrés Zaldívar no se inhabilitó a la hora de votar la Ley de Pesca en el Senado. El aroma del dólar –para él– fue más fuerte que el incienso que se usa en la iglesia a la que asiste dominicalmente, o que la dignidad de un parlamentario.
Anecdóticamente, “Toby” Rodríguez, ministro de economía de la época, tuvo una reacción para la Historia. Reaccionando en la TV a la idea de inhabilitar a los parlamentarios con conflicto de intereses, declaró textualmente: “Si hubiese que inhabilitar a todos los parlamentarios con conflicto de intereses nos quedaríamos sin Parlamento” (sic).
En aquel momento, el diputado de la IC, Sergio Aguiló, opinó críticamente sobre la actuación del senador en la cámara alta: “Andrés Zaldívar faltó gravemente a la probidad cuando aprobó –y no se abstuvo como lo hicieron dos senadores de derecha– la llamada ‘Ley Longueira’ o Ley de Pesca, que entregó derechos perpetuos del mar chileno a las siete familias más ricas del país, teniendo graves conflictos de interés, al contar con familiares dueños de empresas pesqueras. El senador Zaldívar hoy miente descaradamente para seguir defendiendo sus intereses”.
¿Usted cree que don Andrés detuvo finalmente su traqueteo bolichero amparado en los cargos públicos que ha ostentado? Lamento decirle que no, que continúa tozudamente tratando de llevar toda el agua posible al molino de los mega empresarios (y a su propio embalse, claro está).
Meses más tarde, Zaldívar causó nueva polémica al justificar el arreglín en el Senado sobre Reforma Tributaria, señalando que “en los acuerdos, muchas veces en este tipo de soluciones se requiere una cierta manera de hacer las cosas que no puede hacerse de cara a la opinión pública”.
Así le gusta actuar siempre a este muchachín corto de estatura pero peso pesado en cuanto a inmoralidad política.
Definido el personaje, y conocida su aura bolichera y anti pueblo, veamos qué quiso decir al manifestar que Chile podía llegar a tener un “gobierno de la muchedumbre”.
No se requieren muchas luces para colegir el significado de tal afirmación. Zaldívar no desea que la soberanía radique en el pueblo, prefiere el gobierno de la plutocracia en la que él y su familia ocupan un destacado lugar.
Sus flechas envenenadas apuntan a la Asamblea Constituyente, y señala además, sin lugar a equívoco, que no apoya una nueva Constitución Política del Estado si esta fluye desde las bases populares organizadas.
Este hombre, que lleva más de medio siglo enquistado en el aparato público del país, gobernando y legislando para la gran empresa y no para la sociedad civil chilena, se niega no solo a jubilar (tiene 79 años de edad) sino, también, a aceptar que la rueda de la Historia gire hacia cambios en serio, hacia un horizonte que en esencia es el mismo que él ha combatido subrepticiamente, disfrazado de cristiano y de demócrata.
Señor Zaldívar, ya es hora del retiro... dinero le sobra. No nos haga repetir la frase que Cicerón le lanzó a Catilina en el senado romano, “quosque tandem abutere, patientia nostra?” (¿Hasta cuándo abusas de nuestra paciencia?).
Dedíquese a escribir sus memorias; pasee… disfrute los años que le quedan de vida… venga a Coltauco a visitar a sus primos Achurra Larraín en alguno de los fundos que ellos tienen por estas zonas.
Hágalo, será feliz y le quitará al país un enorme fardo. Un fardo enorme.


Juan Fernando Mellado Galaz
Ex Conscripto 1973
Escuela de Telecomunicaciones
Ingeniero en Administración de Empresas
Asesor Tributario Previsional
Presidente Nacional Corporación para la
Integración de los Derechos Humanos 
del Servicio Militar Obligatorio
Email: agrupacion.exconscriptos.chile@gmail.com

TIKITIKITÍ....LA CUECA EN CUTIS CONTINÚA....



sinking-ship-rats






Bachelet ratifica a Jorratt como director del SII

La Presidenta ha obrado…


Arenas por ratificación de Jorratt: Ha sido un 
proceso “con total transparencia y normalidad”

Si todo era tan transparente y normal… ¿porqué 
había que ratificarlo?


AFP desinvierten en SQM

Cuando el barco se hunde…


Cecilia Pérez y el caso Caval: “El deterioro es irreversible, aunque espero que no”

¿En qué quedamos? ¿Irreparable o no? Hay portavoces más claros…


Lagos por Venezuela: “Obviamente que los 
DDHH están siendo violados”

Obviamente Lagos no se recupera de su apoyo a un fallido golpe de Estado

Jorge Pizarro: Consejo DC apoya presunción de inocencia

Los presuntos inocentes somos nosotros, que los
 aguantamos, no te jode…

No le digan nada a mi madre: ella cree que soy 
pianista en un burdel…


Reforma laboral en el Parlamento

Quienes viven del cuento deciden por quienes 
viven de su trabajo…

Sebastián reitera que Michelle no sabía nada de 

sus negocios



Juan Fernando Mellado Galaz
Ex Conscripto 1973
Escuela de Telecomunicaciones
Ingeniero en Administración de Empresas
Asesor Tributario Previsional
Presidente Nacional Corporación para la
Integración de los Derechos Humanos 
del Servicio Militar Obligatorio
Email: agrupacion.exconscriptos.chile@gmail.com

EL BLOQUE DEL ORDEN YA TIENE SUS PARTIDOS



Una vez no es costumbre, publicamos aquí una nota difundida por El Mostrador. Porque el análisis del profesor Pedro Santander lo amerita. Chile vive un maremoto de corrupción del que no se salva ni el Ejecutivo ni el Parlamento. Y no sólo no pasa nada -business as usual- sino que la costra política se pone de acuerdo para continuar con el burdel como si lloviese... Con el pretexto que el CDRismo funciona...
¿Hasta dónde irá la paciencia de todo un pueblo?
chicosmalos

El bloque del orden ya tiene sus partidos: del PC a la UDI

El Mostrador - 14 de abril de 2015

PEDRO SANTANDER

Profesor titular de la Escuela de Periodismo y director del Observatorio de Comunicacion y Medios de la PUCV
http://www.observatoriodecomunicacion.cl
No obstante la abrumadora falta de credibilidad y el escaso atractivo que los partidos tienen hoy ante la ciudadanía, vale la pena detenerse un minuto en la “Declaración Conjunta sobre Probidad y Transparencia” firmada pocos días atrás por los principales partidos políticos chilenos.
Lo primero que llama poderosamente la atención es ver en un mismo documento firmas que van desde la UDI al Partido Comunista. Sorprende porque son escasísimas las oportunidades históricas en que podemos ver militarismo de derechas (cercano al fascismo) y marxismo orgánico poniéndose de acuerdo y suscribiendo públicamente un mismo documento.
Viene a la memoria el Pacto Ribbentrop-Molotov de 1939, cuando Stalin y Hitler convienen un tratado de no agresión que descolocó a buena parte de la izquierda mundial. Guardando las proporciones, es probable que este acuerdo chilensis pueda ser leído en clave similar: pacto de no agresión entre actores aparentemente antagónicos que, colocados por las circunstancias ante un momento estratégicamente crítico, reconocen tácticamente sus mínimos comunes ante la opinión pública.
En este contexto detienen su habitual antagonismo para concentrarse en cuidar las posiciones de poder alcanzadas, frente un tiempo incierto e interpretado por los mismos actores que suscriben la Declaración como “crisis del sistema”.
En segundo lugar, llama la atención el reconocimiento explícito y la presentación en sociedad de un nuevo “Nosotros” en Chile. Este nuevo grupo de pertenencia rompe las barreras categoriales usuales con las que hasta ahora se podía diferenciar a los actores políticos institucionales. Es decir, las típicas categorías “izquierda, centro, derecha” o Nueva Mayoría, Concertación, Alianza, oficialismo-oposición, No-Sí, etc. que se emplean en los medios o en el habla cotidiana, son insuficientes ante esta Declaración conjunta.
Porque estamos ante un solo bloque, que se reconoce como tal y que se acaba de mostrar como tal.
Consecuentemente, el lenguaje de esta declaración es nítido en la dicotomía nosotros-ellos que propone: por un lado el bloque que va del PC a la UDI, y por el otro la ciudadanía. En el primero de sus seis puntos plantea que “Asumimos la indignación que existe en la ciudadanía frente a conductas reñidas con la ética, en el sector público y privado, y nos dejamos interpelar como partidos políticos, de gobierno y oposición”.
La frase “nos dejamos interpelar” es clave: establece una demarcación entre el bloque y la ciudadanía. Desde un posición de poder, desde la otra orilla, se hace una concesión aparente, se le concede paternalmente la interpelación al pueblo.
En tercer lugar destaca el énfasis puesto por el texto en las instituciones: “es la hora de las instituciones” afirma seriamente su punto nº 5. De hecho, podría ser ese el título de este documento (que no tiene título); además, es el sustantivo que más se repite en la declaración. Es la apuesta que los firmantes hacen por la institucionalidad vigente, incluso la Declaración ofrece una lista de instituciones que todos los partidos se comprometen a respetar, lista que incluye, entre otros, al Tribunal Constitucional.
¿Cómo explicar que el PC reconozca con su firma la legitimidad de ese órgano intrínsecamente pinochetista? ¿Qué pasó por sus cabezas cuando cruzaron esa línea (como diría T. Mosquiatti)?, Como sea, vemos que la dinámica del ciclo post-pinochetista que vivimos desde 1990, logró tras 25 años sumar unánimemente a todos los partidos a su lógica, ninguno quedó fuera, todos estamparon su rúbrica “en la hora de las instituciones”.
Hay pues un bloque de poder que se presenta a sí mismo pública e impúdicamente en su espectro UDI-PC como un “nosotros” que apuesta por las instituciones (podríamos también decir un arco que va del “Sí” al “No hasta vencer” de 1988 y que la historia hoy une bajo semblantes graves). A pesar de su aparente amplitud, se trata de un “nosotros exclusivo” pues la ciudadanía – a diferencia de las instituciones- no forma parte del “Nosotros”. Por el contrario, el bloque sabe que perdió la ciudadanía, que no llega a ella, ni ésta quiere llegar a ellos. Por lo mismo, la apuesta para salvar la situación de crisis y salir de ella es por la sociedad política y no por la sociedad civil.
Pero si sociedad política y sociedad civil no están ligadas entre sí, el bloque dominante se enfrenta a serios problemas para mantener su hegemonía y pierde robustez para liderar un proyecto de país. La lectura de la Declaración permite afirmar que el arco UDI-PC sabe eso y asume que momentáneamente han perdido liderazgo ya que no cuentan con vínculos orgánicos, ni con estructuras de lealtad en la sociedad civil. En este contexto, afirmar hoy que “es la hora de las instituciones”, es lo mismo que decir “como ya no podemos liderar, es la hora de mandar”.
El partido del orden asume pues a modo de bloque que las contradicciones internas deben ser superadas, se ponen de acuerdo y consensuan mínimos comunes para evitar la implosión causada por sus propias contradicciones (http://www.elmostrador.cl/opinion/2015/03/27/la-elite-chilena-perpleja-y-en-implosion/). Hecho esto, asumen que el principal antagonismo ante el cual tienen que reaccionar es el antagonismo entre institucionalidad (nosotros) y sociedad civil (ellos).
La “salida por arriba” (o sea, las instituciones) se convierte en su hoja de ruta, la “salida por abajo” (o sea, la Asamblea Constituyente) se convierte en lo imposible.


Juan Fernando Mellado Galaz
Ex Conscripto 1973
Escuela de Telecomunicaciones
Ingeniero en Administración de Empresas
Asesor Tributario Previsional
Presidente Nacional Corporación para la
Integración de los Derechos Humanos 
del Servicio Militar Obligatorio
Email: agrupacion.exconscriptos.chile@gmail.com

LA NEGRA ESTER



Cuando escucho la palabra "Cultura" saco mi revólver, decía una fascista español. Sin ir tan lejos, la vida cultural nunca ha sido fácil en el campo de flores bordado. Andrés Figueroa Cornejo entrevista a Rosa Ramírez Ríos, que todo el mundo conoce como la Negra Ester. Edificante...
Rosa Ramirez  La Negra Ester

Rosa Ramírez R., la Negra Ester

La Negra Ester: “Bajo el capitalismo no son posibles los cambios profundos”

Entrevista con una de las más destacadas actrices de Chile, Rosa Ramírez Ríos, conocida ampliamente por su papel co-protagónico en la obra teatral de mayor popularidad del país, ‘La Negra Ester’. “Para el próximo 11 de mayo estamos preparando un montaje dramático especial que está vinculado con el ex presidente Ricardo Lagos y su esposa Luisa Durán. Dará que hablar.”
“Soy un autor dramático. Muestro lo que he visto. Y he visto mercados de hombres donde se comercia con el hombre. Esto es lo que yo, autor dramático, muestro.”
Bertolt Brecht

Andrés Figueroa Cornejo

En la Federación Industrial Ferroviaria de Santiago de Chile logro dar con Rosa Ramírez Ríos, la mítica ‘Negra Ester’ (http://es.wikipedia.org/wiki/La_negra_Ester).
Allí la actriz representó el monólogo de su creación ‘El Despertar de una mujer’, en el marco de una actividad de jóvenes trabajadores/as, estudiantes y de la nueva generación de sindicalistas marcada por la independencia política del pueblo trabajador y que buscan recrear las relaciones históricas entre el teatro, el arte y los desheredados. Se trata de un ambicioso programa de promoción y formación cultural anticapitalista de la fuerza laboral más precarizada de Chile y que se une tras la destrucción del código del trabajo inmaculado desde la tiranía.
Luego del conmovedor monólogo de Rosa, contorneado por la dirección escenográfica de Alejandro Gutiérrez, otro actor del Gran Circo Teatro (www.grancircoteatro.cl/) ingresamos a un café al borde de la medianoche.
-¿Por qué el monólogo se llama ‘El despertar de una mujer’?
“Yo me apropio de la publicación ‘El Despertar de los Trabajadores’ de Luis Emilio Recabarren (http://es.wikipedia.org/wiki/Partido_Obrero_Socialista_%28Chile%29) para escribir y actuar ‘El Despertar de una mujer’, que tiene que ver con mi vida y la de muchas mujeres y hombres. Lo que quiero expresar en la obra es que todos/as tenemos la oportunidad de preguntarnos qué estamos haciendo cada uno/a para colaborar con las trasformaciones sociales urgentes en Chile.”
“Me angustia que exista un gran sector de la población de país que está sumida bajo una fuerte enajenación, siguiéndole el juego a un sistema lleno de trampas”, dice Rosa en el abril chileno de 2015, en mitad de la crisis oceánica de confianza en la institucionalidad por parte de la inmensa mayoría de la población ante la corrupción y colusión del sistema de partidos políticos dominante y el empresariado. Esta vez se trata de la revelación del tutelaje de los intereses del capital sobre el cabildeo político y las grietas de una democracia representativa agobiada y agotada, apenas soportada por un Estado policial, subsidiario, dependiente y delantera del liberalismo mundial. Lo anterior amueblado por los sospechosos incendios en el territorio Mapuche para beneficio de la industria forestal, y la tragedia natural en el norte del país que instaló en vitrina la miseria y la muerte, negación de la propaganda estatal para los inversionistas.
Enajenación y abulia social
-¿A qué te refieres cuando hablas de enajenación?
“Yo creo mucho en la responsabilidad propia, como en la creación colectiva. No puedo culpar a nadie por algo que yo dejo de hacer. Si yo he tenido la oportunidad de tomar conciencia de los graves problemas de la humanidad y del país –y no soy la mujer más documentada del mundo ni aterricé de Saturno, sino que soy una mujer común y silvestre, una que sabe por qué hace lo que hace–, es difícil comprender cómo tantos/as miran al costado en una sociedad donde somos reprimidos/as desde todos los puntos de vista. Reprimidos contra nuestros anhelos más íntimos hasta contra nuestros deseos de transformaciones históricas profundas. Ese es el centro del monólogo que represento.”
-¿Cuáles son los nudos más notorios que tú percibes de la enajenación de amplias franjas de la sociedad chilena?
“Mucha gente no se hace cargo de su propia historia. Yo considero que somos un país que tiene un camino de sometimiento, que somos medio ‘apatronados’. Siempre parece más fácil esperar e ilusionarse con que otro/a resuelva los problemas: un dirigente, alguna autoridad, en vez que nosotros/as mismos/as. Y esa característica nos lleva a un estado de abulia social e individual que nos impide generar los cambios que en distintos momentos de nuestra historia, hemos estado a punto de lograr.”
La responsabilidad popular
-En el monólogo combinas tú vida con la toma de partido y una sencilla y honda dirección existencial…
“A mí me tocó vivir la Unidad Popular siendo ya una mujer. Nací en Tocopilla (Norte Grande), entre minas de cobre y de salitre, y me hice cargo de mí misma a los 17 años. Es difícil enfrentarse a esa responsabilidad. Una comete errores, es cierto, como es cierto que también una es capaz de modificar aquello que conduce al error. Sobre todo a través del trabajo en equipo. De ese modo es más breve el tiempo para darse cuenta de las reparaciones necesarias. Por eso creo tanto en la organización. Pero en la organización donde todos somos seres despiertos, participativos, protagonistas; sin transferirle las decisiones a un jefe.”
-El mensaje es claro…
“Nosotros/as somos responsables de haber puesto a algunos señores/as en cargos públicos y que han terminado siendo traicioneros. Es decir, hoy estamos en un país donde la presidenta, rodeada por varios partidos políticos, es supuestamente ‘socialista’, cuando en realidad estoy segura que el modelo económico, social, cultural y político en curso no nos va a resolver ningún problema. Bajo el capitalismo jamás vamos a conseguir cambios profundos para los populares.”
-¿Qué ejemplo se te aparece más concretamente?
“En Chile los poderosos han creado una legalidad y una institucionalidad a su imagen y semejanza. Por eso ni siquiera hay royalty para el extractivismo minero, y se multiplican los desastres ambientales y vitales en un sinnúmero de pueblos, como la falta de agua. Desde que tengo memoria, desde niña, que producto de los relaves mineros, el agua tiene exceso de arsénico. Y nunca nadie se ha ocupado de modificar ese envenenamiento. Siempre los de arriba se han concentrado en el bienestar y la ganancia de las grandes compañías. De chica, por un lado el cobre era propiedad del empresariado norteamericano y por otro, los dueños del salitre eran los capitales ingleses. Los jodidos fuimos siempre las familias de mineros pobretones. Y es muy cómodo creer que otros/as van a transformar ese horror por nosotros/as. Es fácil ahora decir que la culpa es de ‘la vieja’ (Michelle Bachelet) o del Partido Comunista que se vendió, cuando toda la vida nosotros/as, el pueblo, hemos sido responsables de ello.
Si existe algo importante es que la clase trabajadora se dignifique, que se ponga sobre sus hombros y resolvamos cambiar un código laboral antipopular, terminar con las Administradoras de Fondos de Pensión (AFP’s), con la jubilaciones y sueldos de miseria.”
“Yo no quiero someter a nadie ni ser sometida por nadie”
-¿Qué es para ti el feminismo o ciertas versiones del feminismo?
“Yo no me estoy preparando ni soy una trabajadora del teatro con el fin de estar sobre los hombres. Está sociedad sólo será libre cuando las mujeres y los hombres seamos libres. Yo no quiero someter a nadie ni ser sometida por nadie. También nosotras las mujeres somos responsables de la reproducción de una cultura machista.”
-Mucha gente de teatro saca la voz desde una reflexión y quehacer crítico, pero la mayoría de los ‘rostros’ de la televisión chilena consideran que las cosas marchan muy bien…
“Es más fácil ser complaciente con el sistema, mentir y mentirse, hacer como que uno no sabe lo que ocurre; victimizarse y acabar haciéndole publicidad a una farmacia, como la cadena Cruz Verde, toda vez que al propio negocio farmacéutico, y no a las personas, le conviene el consumo masivo de medicamentos. Yo no puedo hacerme la tonta; otros/as sí.”
La Negra Ester y Andrés Pérez
-Para el teatro del país existe un antes y un después desde la primera presentación de la obra ‘La Negra Ester’ a fines de 1988 ¿Qué ocurre con las huellas indelebles que dejó para la cultura chilena la figura del actor y director teatral Andrés Pérez Araya (http://es.wikipedia.org/wiki/Andr%C3%A9s_P%C3%A9rez_Araya) con quien sostuviste una relación de vida y creación?
“Todo ocurre. Las potencias de Andrés no pueden resumirse en una entrevista. Sus lecciones como artista y persona perdurarán durante mucho, mucho tiempo. De todos los aprendizajes que conservo y profundizo de él recuerdo que siempre nos dijo que nuestra labor era como un ferrocarril, con una locomotora y un conjunto de vagones marchando en el mismo sentido.
Y lo más importante al respecto: que el papel de locomotora del tren era intercambiable, un día tú y al día siguiente otro/a. Nadie es imprescindible, pero sí todos/as somos necesarios y contamos con las capacidades para conducir el ferrocarril. Nada que ver con lo que ocurre en el plano de la política de los de arriba, donde se repiten hasta el hartazgo los mismos señores y señoras desde que tengo memoria, aunque ya está probado que no tienen dedos para el piano. Es un hecho que la misma ministra de Cultura del actual gobierno, Claudia Barattini, carece de sensibilidad para el cargo.”
-El próximo 11 de mayo de cumple un nuevo aniversario del natalicio de Andrés Pérez…
“Para esa fecha tenemos un montaje especial y que está vinculado al Centro Cultural del gobierno, Matucana 100 (http://www.m100.cl/), con el ex presidente Ricardo Lagos y su esposa Luisa Durán. Es una sorpresa que dará que hablar.”
-¿Para qué sirve el arte y el teatro en particular?
“Soy una convencida de que los cambios sociales pasan por lo intangible, por la capacidad creadora e imaginativa de un pueblo. Sin esos atributos, jamás seremos una sociedad liberada.”
-Una pregunta obligada y abusada: ¿Te molesta que la gente vea en ti a ‘La Negra Ester’ y no a Rosa Ramírez? (La pregunta se realiza mientras el dueño del café donde estamos la da un saludo de admiración y la llama ‘Negra Ester’.)
“No. Prefiero que me recuerden como ‘La Negra Ester’ a que me asocien a una estafadora, a una torturadora o que, simplemente, me olviden.”


Juan Fernando Mellado Galaz
Ex Conscripto 1973
Escuela de Telecomunicaciones
Ingeniero en Administración de Empresas
Asesor Tributario Previsional
Presidente Nacional Corporación para la
Integración de los Derechos Humanos 
del Servicio Militar Obligatorio
Email: agrupacion.exconscriptos.chile@gmail.com